Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / Ayer Decíamos: El Amparo de Florence

Ayer Decíamos: El Amparo de Florence

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA

 Pues pasó el asunto Cassez por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y además de sorprender a muchos el sentido de la votación, entre otros a mí, que creía que los ministros Cossío y Sánchez de García apoyarían el proyecto que presentó el ministro Zaldívar, como fue en cuanto que aprobaron que se concediera el amparo; en tanto que los ministros Ortiz y Pardo, que votaron en contra.

 Donde operó la diferencia fue en los efectos del amparo, ya que Zaldívar y Sánchez optaban por la libertad de la quejosa; Ortiz, con quien yo coincidía en que era muy cuestionable la competencia de la Sala, se opuso; Pardo también se opuso al proyecto pero reconoció que hubo violaciones a los derechos de la francesa, en lo que coincidieron Cossío, Sánchez y Zaldívar, ya que de las evidencias analizadas resulta más que evidente que se violaron los derechos fundamentales de la acusada.

 El asunto no es para nada sencillo, por una parte es más que explicable la ira de las víctimas de secuestro y de sus allegados, a quienes es francamente difícil explicar que aun suponiendo que la mujer fuera culpable, como ser humano tienen que respetarse sus derechos fundamentales, y hay que decir que el único que puede violarlos es el estado; los particulares son víctimas de delitos y tienen que ser defendidos y en lo posible reparar el daño.

Esto debe quedar claro porque el presidente conforme a sus intereses políticos trata de confundir, porque estoy seguro que él sabe perfectamente cuáles son los derechos humanos.

 Por otra parte es muy valiente el ministro Zaldívar de emitir ese proyecto sabiendo que va a ser muy antipopular, ya que bien o mal, por el espectáculo que planeó la autoridad la mayoría del infelizaje consideramos que la francesa tuvo que ver, incluso se opuso a la furia presidencial, que ya empieza a ser famoso por tener la mecha corta y se necesita mucho valor para enfrentarse a la furia del Tlatoani.

 También es dificilísimo acusar al secretario de seguridad pública, que cuando sucedieron los hechos era jefe de la AFI, a este personaje yo no le tengo miedo, le tengo pánico, por eso admiro el valor del ministro.

 Lo que fue atípico de la sesión fue el voto del ministro Cossío, quien gusta ser considerado como liberal y en asuntos en que también había violaciones por parte de la autoridad, como el de Acteal y en el de unas indígenas acusadas injustamente por la autoridad de haber secuestrado a unos policías, votó por la inmediata liberación de éstas al concederse el amparo. No podemos saber qué fue lo que lo llevó a variar su criterio, pero lo cierto es que se prolongará el suspenso, según los sospechosistas hasta después de las elecciones y que en mi opinión no garantiza que se logre la mayoría necesaria para resolver el asunto, así que creo hay asunto para rato.    

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *