Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Algunas Claves Para Entender el 2017 en Nayarit

Algunas Claves Para Entender el 2017 en Nayarit

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

Aunque falta poco más de un año para el arranque del proce so electoral en el estado de Nayarit, es evidente que a partir de ahora toda la actividad pública tiene que ver con la sucesión estatal. En realidad el país entero vive sujeto al calendario electoral, aún en aquellos estados y municipio donde recién acaba de concluir el proceso de elecciones los perdedores y ganadores ya están pensando en la siguiente elección: el alcalde ya sueña con ser diputado y el diputado ya se siente presidente municipal. Es un círculo vicioso que representa graves daños al sistema socioeconómico del país, peo no hay de otra, con estos bueyes nos tocó arar.

En el caso de Nayarit el proceso entra a su parte más intensa después de dos años de cocinarse a fuego lento, principalmente porque en el 2017 habrá elecciones para gobernador, además de estar en juego las 20 alcaldías y la totalidad del Congreso local.

Por lo tanto vale la pena tener en cuenta algunos elementos claves que nos pueden ayudar a entender mejor lo que viene. En primer lugar hay que aceptar que el gran favorito para ganar la elección es el PRI, sin embargo no hay nada escrito porque está demostrado que mediante una buena alianza opositora el voto priista se convierte en minoría.

A favor del PRI jugará el fenómeno MORENA, que paulatinamente está desmantelando al PRD. Si Andrés Manuel López Obrador consigue migrar hacia su partido a la mayoría de los izquierdistas de Nayarit el PRD quedará resumido a una tribu con escaso poder. Sin embargo no es improbable que MORENA termine haciendo alianzas con el PRD, como ya se está viendo en algunos procesos electorales de este año.

Parece claro que Nayarit tiene una tradición opositora principalmente de izquierda, al grado de que en las últimas décadas la suma de votos obtenidos por PRD y PAN siempre ha sido muy superior a los que consigue el PRI. Con una alianza PAN-PRD el PRI siempre ha jugado a la baja, beneficiándose cuando esa alianza se rompe o no se cuaja, como ocurrió en el 2011 cuando Guadalupe Acosta Naranjo se negó a declinar en favor de Martha Elena García.

La ventaja al día del hoy para el PRI radica en que la alianza PAN-PRD que se está perfilando lleva como precandidato natural a Polo Domínguez, un panista nada carismático y poco taquillero al interior del estado. Si Polo fuera candidato a gobernador estaría a merced de lo que los candidatos del PAN pudieran aportarle en cada municipio mediante un voto en paquete gobernador-alcalde.

En cuanto al PRI, hay que tener algo muy claro: el candidato no lo pondrá el gobernador Roberto Sandoval. Es lógico que todos los gobernadores pretendan imponer a su delfín, pero también es claro que la inmensa mayoría no lo consigue. Y peor ahora, cuando la dirigencia nacional del PRI está en manos del poderoso Manlio Fabio Beltrones, un político de la vieja guardia que tiene una gran predilección por las candidaturas de unidad. Por el dedazo pues.

Lo mejor que puede hacer el gobernador es permitir el crecimiento de alguno de sus cuadros para que llegado el momento el CEN se vea obligado a contemplarlo por la vía de las encuestas. Por desgracia estamos viendo una repetición del sexenio anterior, cuando Ney González perdió tiempo muy valioso experimentando con precandidatos nada rentables.

A lo largo de su gobierno Roberto Sandoval ha dado indicios que querer jugar con algunos de sus colaboradores, como Gianni Ramírez, Roy Gómez y Édgar Veytia, sin que ninguno de ellos haya logrado consolidarse como la mejor opción del PRI. Hoy pareciera que la carta fuerte del gobernador es la senadora Margarita Flores, lo cual en caso de ser cierto equivaldría al intento de Ney González por imponer a su esposa en la candidatura.

Lo cierto es que el escenario priista está dominado por una cargada en favor de Manuel Cota, quien gracias a sus nexos a nivel nacional se ha convertido en el candidato natural para un dedazo de Manlio Fabio Beltrones. Sobre la marcha surgirá ese clásico sexenal llamado Raúl Mejía pero ya no le alcanzará el tiempo para consolidarse como puntero en las encuestas y tendrá que sumarse a la bufalada en favor del cenecista.

Lo anterior de entrada implicará un PRI dividido, menguado y con un candidato poco rentable, sin la magia de Roberto Sandoval, a merced de candidatos opositores de mayor rentabilidad. De ahí que algunos no descartan la posibilidad de que al final el grupo gobernante no vea con malos ojos la posibilidad de que el independiente Layín se alce con la gubernatura.

Pero de eso hablaremos en la siguiente entrega, de las candidaturas de Hilario Ramírez Villanueva y Antonio Echevarría García.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *