Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / Algo Pasa en el Instituto de Transparencia

Algo Pasa en el Instituto de Transparencia

Cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora
que eres yunque, ten paciencia

Por Mónica ORTIZ

 


Algo pasa en Jalisco con el Instituto de Transparencia e Información Pública del Estado de Jalisco (ITEI) después de una campaña infructuosa para reelegirse de Jorge Gutiérrez Reynaga, durante los primeros meses del año, la que en el último minuto le quitó la posibilidad de repetir su accidentado cargo como presidente del órgano garante.

Hoy hace aparición en el Instituto la negligencia o el desconocimiento, será la primera vez que un funcionario del ITEI entra a investigación interna y se le reasigna a otro cargo, en lo que se completa la averiguación por parte de la Contraloría del instituto.

Es el caso de secretario ejecutivo José Miguel Ángel de la Torre Laguna, como resultado de nada más y nada menos que omitir o no acatar una orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que suspendía un procedimiento contra el sujeto obligado, en este caso el Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco.

 

En sesión del 25 de Abril durante un pleno ordinario, el Consejo del Instituto de Transparencia e Información Pública del Estado de Jalisco (ITEI) se cimbró cual temblor, pues resulta que el Presidente del Instituto Jorge Gutiérrez Reynaga, somete a votación uno de los puntos del orden del día, tratando de dejar sin efectos una notificación al sujeto obligado el Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco, esto a raíz de que dicha notificación se realizó aún cuando existía una suspensión de la SCJN para detener ese procedimiento.

Los consejeros del ITEI levantaron la voz rechazaron dejar sin efectos la notificación que puede ocasionarle al Secretario Ejecutivo del instituto, quién tiene las facultades y obligaciones al respecto; consecuencias legales en materia penal y administrativa nada favorables pues se traduce en abuso de autoridad y desacato a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pues la suspensión de la SCJN lleva como efecto legal dejar las cosas como se encuentran hasta ese momento con respecto a dicho procedimiento que el ITEI llevaba en contra de un funcionario de la Judicatura del Estado.

Los consejeros alegaron en su defensa que no tuvieron conocimientos de la suspensión ni de la notificación efectuada posteriormente, a su amparo tienen que en ocasiones anteriores suspensiones de la SCJN y su ejecución habían sido expuestas al pleno debidamente votadas lo que esta vez no sucedió, así para revisar a fondo los consejeros solicitaron se reubique al funcionario José Miguel Ángel de la Torre Laguna, se abra investigación así como que se expidan copias certificadas de las actas de sesión prácticamente de todo el año y de las notificaciones.

Al parecer nadie supo, nadie oyó, dónde quedó la orden de la Suprema Corte y se continuó con el procedimiento, el secretario ejecutivo de órgano notificó al sujeto obligado, que por lógica legal y forma jurídica debió detenerse al momento de conocer la orden que la máxima autoridad judicial del país emitió.

No es sencillo el asunto, es bastante complejo pues hay responsabilidades innegables de por medio, que pueden no concluir en simples palmaditas a nivel del hombro o excusas.

¿Cómo fue que una situación tan delicada se salió de control? De no creerse que el saliente presidente del ITEI, entienda que con dejar sin efecto la notificación que no debió realizarse, le solucione momentáneamente este problema. ¿Cuántos funcionarios o sujetos obligados tienen procedimientos infundados? Ahora deberán salir los procesos contra funcionarios que se encuentren cimentados en omisiones o vicios de nulidad en el procedimiento, que seguro son más de alguno.

Situación similar vivió el Congreso del Estado de Jalisco al final de la legislatura anterior en dónde el diputado Gustavo Macías, sufrió del mismo mal, aunque sí logró que gran parte se solidarizaran con él y pagaran su defensa.

En este caso habría que verse que tan unido o divido se encuentra el ITEI y como se lavan las manos los que por efecto de rebote llevan responsabilidades iniciando por el ciudadano presidente; por lo pronto los Consejeros ya expusieron que no tienen responsabilidad a ellos ni les avisaron.

No le queda bien a ningún órgano garante que lleve la bandera de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas, no rendir cuentas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo se tendrá que esperar que se determine, si efectivamente se trató de un desacato y se inicien las sanciones.

Al parecer hay negligencia administrativa, se percibe desorden hasta el punto de ¿dónde quedó la bolita?

Es una situación legal delicada, para el responsable directo quién tiene obligaciones y responsabilidades específicas, así como para la credibilidad, eficiencia y eficacia del Instituto de Transparencia e Información Pública del Estado de Jalisco (ITEI) y todavía pregunta al final de la sesión ordinaria si su reubicación tiene efectos inmediatos. ¡Como los de la SCJN! ¡Así de inmediatos…!

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *