Home / Colaboradores / José María Pulido / Algo le Pasó al Hombre Fuerte

Algo le Pasó al Hombre Fuerte

Algó se le quebró al secretario de Educación en Jalisco Francisco Ayón, además presidente del consejo de administración del SIAPA y del Instituto de Pensiones del Estado que se le descuadraran las cosas en los últimos días, para pasar de la parsimonia con la que se le veía disfrutar su trabajo al blanco de ataques de Enrique Alfaro, el rival mejor posicionado de la actual administración gubernamental.

En su labor de secretario general de gobierno, chamba que no le correspondía pero ayudaba mucho por la cercanía con el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval, Francisco Ayón estuvo en labores de socialización, acercamiento y enmienda de entuertos en más de un asunto, pero también ahí las cosas comenzaron a resquebrajarse.

El primer indicio fue la traición del diputado del Partido Verde Ecologista, Enrique Aubry, de quien se esperaba el voto a favor de la Ley Uber, pero quien votó en contra junto con Omar Hernández, votos con los que el PRI perdió la mayoría. Y de haber calculado mal esos números, para ser un secretario de educación el cargo como que no corresponde.

 

Desde ahí se han hilado en cascada una serie de hechos que parecieran concatenados por algún filtrador de buena escuela.

Una comida con muchos mensajes pero muy pocas o muy confusas respuestas con gente muy cercana al gobernador, los primeros escarceos con Enrique Alfaro por el tema del agua, discusione que terminaron con calificativos como cínico, mentiroso y vocero del gobernador.

El gobierno del estado habia mantenido bien la distancia con su vocero Gonzalo Sánchez, para evitar que Aristóteles tuviera que bajar al ring que querñian llevarlo, pero el secetario de Educación ha subido el nivel de las diferencias.

Y vino la exhibición de los capitales en riesgo en Pensiones del Estado, donde arrinconaron a su titular Francisco Ayón de nueva cuenta porque no respondió de manera adecuada cuando se trataba de un tema con muchos rubros, el primero de ellos la deuda que precisamente tiene el ayuntamiento de Guadalajara con Pensiones del Estado y que bien puede ser parte del problema.

No es mucho el esfuerzo para recordar el tamaño de la cercanía de Francisco Ayón con Aristóteles Sandoval, quien lo dejó como alcalde interino cuando aquel se fue a buscar la candidatura al gobierno del estado. De ese tamaño era la amistad, pero algo está pasando para que ahora no le informe de sus nuevos proyectos económicos.

Algo se le quebró que ni los demás secretarios se han metido.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *