Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / Ahora, ¿de qué Vamos a Hablar?

Ahora, ¿de qué Vamos a Hablar?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA

Terminadas las celebraciones y llantos por el festín futbolero, sólo nos queda acabar con nuestra inexacta percepción y aceptar nuestra realidad.

 Lo cierto es que no nos fue tan mal, cualquier conocedor de futbol sin vínculos con los medios locales, hubiera dicho que nuestra Selección llegó a donde debía llegar, donde siempre ha llegado, en eso no hay novedad, lo novedoso es que el entusiasmo nos llevó a esperar demasiado, íbamos a ganar; luego despertamos viendo la horrorosa realidad que nuestro amado señor Presidente nos indica no veamos, 

que mejor mejoremos la percepción, lo que no sé es cómo hacer para mejorarla.

 Según apareció en you tube, un grupo de jóvenes furiosos por la derrota, agredió dentro del palco de la Federación Mexicana de Futbol a familiares de los futbolistas, y eso es demasiado, se dijo que eran parientes de un alto funcionario, lo cual no interesa, ya que quienes fueron sabemos que eran gente influyente del Gobierno o del dinero, porque puede estar seguro que a usted y a mí no nos dejarían ni acercarnos, para su fortuna, fíjese que suave, no les pueden hacer nada, ni querrían hacerlo.

 Pero me imagino con preocupación qué les va a pasar a las familias de los jugadores, sobre todo a las de los que son señalados como culpables de la derrota.

 Aguirre hace tiempo que ya no vive en México, nada más vino a filmar el ridículo anuncio de Iniciativa México totalmente diferente a sus declaraciones sobre nuestro país hechas en los madriles.

 De esa manera fue difícil asumir la realidad después de una percepción equivocada, aunque por otro lado, si a usted le gusta el futbol, véalo, se quedaron los que sí saben jugar.

 Hay muchos a los que les interesan las elecciones que se celebraron el pasado domingo en muchos estados de la República, en realidad las elecciones resultan un suceso intrascendente para la mayoría de la población, pero los participantes en ellas suelen ser un instrumento maravilloso de observación.

 Sin importar de qué partido sean y salvo muy, pero muy notables excepciones, son terriblemente parecidos, tanto que en la actuación pública es muy difícil distinguirlos, casi todos se sienten hechos a mano y que el pueblo los ama, la barbeada ciega y el infelizaje tiene que padecerlos de cualquier modo.

 Por eso yo creo que esta vez decidieron hacerlo de una suciedad especial, digamos una copa mundial de la porquería, unos usarán el presupuesto de su Entidad para ganar, los otros usarán los cuerpos oficiales de seguridad para ganar, no hay delito o ruindad que puedan hacer que no hagan.

 Hasta unos candidatos muertos hubo, hoy por fortuna se termina el festejo.

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *