Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / ¡Aguas: Ahí Viene Alfaro!

¡Aguas: Ahí Viene Alfaro!

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

La encuesta electoral publicada por el diario Mural la semana pasada confirma lo que para todos es un secreto a voces en Jalisco: Enrique Alfaro es el gran favorito de los jaliscienses para ganar la gubernatura en el 2018.

Dirán algunos que las elecciones están muy lejanas y que en dos años pueden pasar muchas cosas, sin embargo lo mismo se decía tres años atrás cuando las primeras encuestas comenzaron a perfilar a Alfaro como el gran favorito para ganar la alcaldía de Guadalajara en las elecciones del 2012.

Hoy el escenario es similar: las primeras encuestas electorales con miras al 2018 establecen que si hoy fuera la elección para gobernador el alcalde de Guadalajara ganaría de calle con el 52% de los votos, dependiendo de quién sea el candidato rival.

La misma encuesta confirma otro dato que es más que evidente: el priista mejor posicionado es el senador Arturo Zamora Jiménez, a quien tendrán que rogarle que acepte la candidatura si acaso el PRI pretende dar la pelea con seriedad contra un Alfaro trepado en los cuernos de la luna.

Lo malo para el PRI es que mientras Alfaro tiene una intención del voto del 62%, Arturo Zamora tiene apenas una intención de voto del 29%. Lo anterior tampoco es algo contundente, porque si recordamos el 2006 veremos que Arturo Zamora arrancó la campaña con 20 puntos de ventaja sobre Emilio González Márquez y al final terminó perdiendo la contienda con un margen bastante holgado.

De cualquier forma, a dos años de distancia, las encuestas electorales sirven para arrojar luz sobre el camino, nos indican lo que se está haciendo bien y lo que se está haciendo mal en todos los frentes políticos. En el caso de Enrique Alfaro sigue gozando de una enorme buena imagen en la Zona Metropolitana de Guadalajara lo que le permitirá llegar en excelente condición al 2018.

En cuanto al PRI, es evidente que sus representantes no han hecho un buen trabajo que permita al partido posicionarse en las preferencias mayoritarias de los jaliscienses. El gobernador Aristóteles Sandoval de plano parece haber perdido la brújula y después de la paliza electoral de junio del año pasado no ha dado muestras de al menos intentar recuperar el rumbo.

Más que recomponer su sexenio, Aristóteles Sandoval parece estar resignado a entregarle Casa Jalisco al próximo candidato del MC, por lo que su gobierno, más que de renovación, parece de liquidación. Por lo mismo llegado el momento el grupo gobernante no tendrá nada que hacer ante el CEN del PRI cuando se resuelva la candidatura, la cual seguramente será palomeada por el próximo candidato presidencial del PRI. Y es ahí donde Arturo Zamora lleva mayor ventaja al moverse actualmente en los altos niveles del priismo nacional.

Por eso podemos decir desde ahora que la boleta del 2018 ya está definida al menos en los dos recuadros principales, Enrique Alfaro por el MC y Arturo Zamora por el PRI. No se ve por el momento quién será el candidato del PRD pero eso no importa porque ese partido no jugará un rol importante en la próxima elección, en cambio el PAN sí será protagonista debido al importante voto duro que lo caracteriza en la Zona Metropolitana de Guadalajara y algunos municipios importantes del interior.

De cualquier forma el PAN no tendrá posibilidades de ganar la contienda, por más que se empeñe en registrar buenos candidatos. Lo suyo será una elección de supervivencia, de mantenerse cercano el 20%, pero nunca con posibilidades de ganar.

Esto no quiere decir que la elección esté definida desde ahora, porque en dos años efectivamente pueden pasar muchas cosas. Si Zamora acepta la candidatura, y parece que la aceptará, el PRI será competitivo y dependerá de los candidatos municipales su posibilidad de sumar votos para la contienda estatal.

Lo mismo pasará con el MC, que tiene una gran fuerza en la ZMG y algunos municipios como Puerto Vallarta, pero en la mayoría de los municipios chicos o medianos no es ni siquiera la segunda fuerza electoral.

Sin embargo lo que más influirá en el futuro de Enrique Alfaro es su desempeño como alcalde de Guadalajara, y hasta el día de hoy no lleva un gran trabajo debido a su decisión de enfrentarse a grupos duros, como los vendedores ambulantes, para hacer grandes cambios en Guadalajara. Si lo consigue llegará al 2018 en calidad de imparable, de lo contrario llegará muy desgastado y podría sufrir una derrota ante el candidato del PRI.

La buena noticia para Alfaro es que Lagrimita difícilmente será candidato independiente a la gubernatura, así que nadie le disputará los votos de la oposición.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *