Home / Colaboradores / Ruben Bautista / La Obsesión de Emilio por Ganar Elecciones

La Obsesión de Emilio por Ganar Elecciones

Por Rubén BAUTISTA (Concienca Pública) 

Emilio González Márquez arriba a su sexto año de gobierno, marcado por obras polémicas y es recordado, y lo será por mucho tiempo, porque puso a Jalisco durante meses de moda en los medios de comunicación y en las redes sociales, a nivel nacional e internacional, por la mentada de madre que le dedicó a sus críticos en total estado de embriaguez y encabezando un acto de gobierno, acompañado del máximo jerarca de la Iglesia Católica en la entidad, empresarios y representantes de organizaciones católicas.

  Ya casi nadie recuerda las promesas que hizo en campaña, porque finalmente impuso su voluntad para tomar decisiones que no agradaron a la mayoría, pero que a él en lo personal le causaron gran satisfacción, pese a la opinión de importantes sectores que no aprueban del todo el modo de hacer política del gobernador alteño y el gasto del erario público.

  El Gobernador de Jalisco es descrito por el sociólogo Alfredo Rico, jefe de Sociología de la Universidad de Guadalajara, como un político que tiene obsesión por ganar elecciones, y al que gustan más los actos de campaña que los actos de gobierno, aunque ello lo aleje de la aprobación de muchísimas personas.  

González Márquez se propuso a ser candidato y luego Presidente de la República, lo que le costó a Jalisco muchísimo dinero en la compra de publicidad y voluntades para lograr la imagen de un candidato presidencial, proyecto que quedó frustrado, cuando la misma dirigencia del Partido Acción Nacional le pidió que declinara en sus aspiraciones, seguramente temerosos de que resonara a nivel nacional la mentada de madre durante toda su campaña.  

Una de las promesas importantes fue la de la movilidad urbana, y sin consultarlo con nadie, importó el sistema BRT de macrobuses, que implementó a lo largo de la Calzada Independencia con consecuencias poco halagüeñas, ya que escogió una avenida muy querida por los tapatíos, y en donde no había mayores problemas de transporte urbano, logrando el rechazo generalizado de ese sistema de transportes que fue frenado por la misma ciudadanía, y que fue probablemente el detonante que llevó a Acción Nacional a su peor derrota en 15 años en el estado de Jalisco, perdiendo todos los municipios metropolitanos, y el Congreso del Estado. 

 El sistema de transporte aprobado unánimemente por usuarios y expertos es el del Tren Ligero, que los gobiernos priístas le entregaron a los panistas con dos líneas, y que en 15 años no se incrementó ni en un metro.  Uno de los grandes temas en que el gobernador Emilio González Márquez ofreció soluciones, quedó peor que como estaba.

 Entregó la administración del SIAPA a un grupo de panistas deshonestos que saquearon a la institución y la dejaron al borde de la quiebra, y ha sido tan poca su voluntad a favor de ese organismo de interés público, que en los últimos dos años no ha entregado ni un peso de apoyo al SIAPA, y ni siquiera ha pago el agua que consume el Gobierno del Estado, sólo por el hecho de que es administrada por ayuntamientos priístas, pues en la anterior administración en que la tenían gobiernos panistas, los apoyó económicamente con grandes cantidades de dinero. 

Luego se dedicó, a través de la Comisión Estatal de Agua a impulsar la construcción de la presa El Zapotillo, con el propósito de dotar de agua a una docena de municipios alteños y a la zona metropolitana, así como una cantidad importante destinada a la ciudad de León, Guanajuato, y el resultado es que solamente se está atendiendo la obra que lleva agua para los leoneses y no se ha invertido un peso para el aprovechamiento del agua para Jalisco.  

Las obras exitosas que presume el gobernador González Márquez son el Puente Matute Remus y los Juegos Panamericanos, pero este evento ofreció daños colaterales como las Villas Panamericanas, el derroche del gasto, la poca claridad de su destino y el gran problema que enfrentan las Villas Panamericanas, por haberlas construido en un lugar totalmente inadecuado, contra las advertencias de los expertos por el daño ecológico que se causa al Bosque de La Primavera y a la zona de recarga hidrológica de El Bajío. 

 Luego de prometer que no hará actos de proselitismo político por respeto a las campañas electorales y por su investidura, a una semana de que arranquen las mismas, Emilio se fue a regalar más de 75 mil pares de tenis a la gente que vive en los distritos donde ganó el PRI en la pasada elección. 

EMILIO TIENE OBSESIÓN POR GANAR ELECCIONES

El sociólogo Alfredo Rico hace un análisis de la administración del gobernador Emilio González Márquez, sus obras y sus promesas de campaña: 

P. ¿Cuál es tu visión del gobierno de Emilio González Márquez, a un año de que termine su periodo?

R. Los temas importantes de Emilio eran seguridad, empleo y movilidad urbana, mismos que prometió enfrentar y a casi seis años, en la agenda de Jalisco siguen pendientes, e incluso se agravaron. 

P. ¿Ese es el balance?

R. Sí, ese es el balance de una administración desafortunada, lamentable, donde los ciudadanos seguimos pasando un alto costo de una gestión a base de improvisación y ocurrencias, así como de una forma de gobernar donde no se piense en solucionar problemas colectivos, sino en mantenerse en el poder y seguir ganando elecciones para su partido; el gobernador y su equipo están pensando más en realizar actos de campaña, más que actos de gobierno, y en resolver los problemas, que es para lo que están ahí. 

P. ¿Cuál es una mala obra de Emilio?

R. Una prueba contundente y clara es el macrobús, el puente atirantado y los Juegos Panamericanos, para tratar de vender, y esto lo entrecomillo, acciones impulsadas por el gobierno, que en el fondo esconden una profunda improvisación y una irresponsabilidad y negligencia.

 Agrega el sociólogo: “El caso de los Panamericanos, con la famosa Villa Panamericana, que no estuvo bien planeada, porque finalmente es una obra privada que tuvo costo para el erario, y se estuvo derrochando dinero con la compra de terrenos en el Parque Morelos y luego en otro sitio, para terminar haciéndola en un sitio totalmente inadecuado, donde se dañó el patrimonio ecológico de la ciudad, como son los mantos freáticos de La Primavera, por una obra malhecha que daña valiosos recursos naturales”.

 P. ¿De qué manera han afectado los errores de gobierno al Estado de Jalisco?

R. Bueno, pues el resultado es de que Jalisco, siendo un Estado líder nacionalmente, ahora es una entidad rezagada en muchos temas.

 P. ¿De las promesas de campaña, en cuál ha fallado Emilio?

R. En el tema de movilidad urbana, porque en teoría es la solución al congestionamiento vial y para bajar los índices de contaminación, no se ha hecho ninguna obra relevante y sus intentos han sido un gran fracaso, como lo demuestra una arteria como la Calzada Independencia, que era muy importante para los traslados, se convirtió en cuello de botella con el Macrobús, y acabó con los negocios, sobre todo con los pequeños, que cerraron sus puertas por efecto de un sistema de transporte que no funciona como se requiere. 

P. ¿Y qué opina respecto al empleo, en el que Emilio González Márquez reporta un gobierno exitoso?

R. Son cifras maquilladas, el hecho es que en esta materia Jalisco está perdiendo liderazgo e inversiones, eso lo siente la gente en los bolsillos, porque cada día hay más desempleo. 

P. ¿Y en seguridad pública?

R. Este tema es muy delicado, y en esto no hay mucho que abundar. Cuando Emilio estaba en campaña planteó un escenario ideal de seguridad para Jalisco, pero hay signos inequívocos del fracaso en este tema, porque vivimos la guerra contra el crimen organizado que ha generado una ola interminable de violencia, con miles de desaparecidos y muertos, que Jalisco no vivía antes, como el asunto de los bloqueos de avenidas y quema de camiones, lo que evidencia que en Jalisco no se están haciendo las cosas bien, y que son cada día más graves. 

Abunda el sociólogo Alfredo Rico: “Yo diría que en esos tres temas, transporte, empleo y seguridad, se va a basar la campaña del candidato de Emilio, Fernando Guzmán, y volverá a plantear lo mismo, porque los tres problemas permanecen igual o peor. La gente tiene memoria, se lo va a recordar”. 

P. ¿Se ha avanzado algo en el tema del agua?

R. No, mira, ahí tienes lo que pasó en el área protegida de La Primavera, que está siendo invadida, y el gobierno lo está permitiendo, a pesar de que es zona de recarga de los mantos freáticos, lo que quiere decir que no están pensando en el futuro de Jalisco. Anunciaron obras de infraestructura para dotar de agua a la zona metropolitana, y algunos municipios del interior, y lo único real que están haciendo es trabajar para que el agua se vaya para León, Guanajuato. En muchos países el agua es ya un asunto de seguridad nacional, pero en el caso de Jalisco no hay preocupación por el agua. 

 P. ¿La administración de Emilio está marcada por obras polémicas?

R. Está marcada por la improvisación y por las ocurrencias, y es que en la medida de que sus obras son de campaña y no de gobierno, evidentemente se equivoca en el enfoque como es en el caso de Guadalajara, donde simplemente porque no está gobernada por una gente de su propio partido, se dedicó a bloquear obras y a estorbar al Presidente Municipal Jorge Aristóteles, porque todo el tiempo está pensando en la siguiente elección, él, desde que tomó posesión de gobernador, todo el tiempo estaba pensando en ser candidato a Presidente de la República.

 P. ¿Hay más actos de campaña que actos de gobierno?

R. A mí me parece que sí. Podemos ver la cantidad de millones que ha gastado en publicidad y acciones netamente de intención electoral. P. ¿Qué momento marca a Emilio en estos cinco años?

R. Yo creo que en términos de opinión pública fue la mentada de madre, que no se olvida a la gente, seguramente en la campaña se va a recordar. P. ¿Y de obra, cuál es la marca?

R. Las Villas Panamericanas y el Macrobús, esta lejos de ayudar a aliviar de problema de transporte, lejos de mejorar la circulación, la empeoró. Son obras que se hacen sobre las rodillas. 

P. ¿Qué opinas de la estrecha relación que tuvieron en estos cinco años Emilio y el Cardenal Sandoval?

R. No le ayudó al pueblo de Jalisco, hubo una afectación negativa, finalmente el panismo ha gobernado de la mano de la Iglesia Católica y se ha convertido en un bastión muy importante para sostener al PAN en el gobierno, como se evidenció recientemente en la elección interna del PAN, donde se vio que quienes estaban organizando la elección en las casillas eran las gentes de la iglesia. 

Finalmente lamenta: “Es una pena que cuando ocurrió la crisis del 95, la gente creyó que el PAN era la verdadera alternativa para dar un nuevo rumbo para Jalisco, y los resultados son muy malos, hay una situación de desencanto de la gente, a 18 años de que le entregó el poder al PAN”.

Check Also

Trabajadores Complican Litigio en las Villas

Por Rubén BAUTISTA El Sindicato de la Federación General de Trabajadores del Estado y Municipios …

Villas Panamericanas se Deterioran

Por Rubén BAUTISTA Sólo ladridos de un perro que acompaña a los guardias privados que …

Motivos de Peña Para Arrancar en Jalisco

SEGURIDAD, LA PAZ Y EL CAMBIO, EJES DE ARISTÓTELES Por Rubén BAUTISTA (Conciencia Pública) Flanqueado por …

El Equipo de Campaña de Aristóteles

Por Rubén BAUTISTA (Conciencia Pública) Resultó ser sorpresiva la integración de parte del equipo de campaña …

Las Guerras Intestinas del PRI

Por Rubén BAUTISTA (Conciencia Pública y Conciencia Digital) Para el Comité Directivo Estatal del PRI no resultó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *